CSC VOCACIONES

QUE ES LA VOCACIÓN?

En nuestro medio la palabra vocación se utiliza de diferentes maneras y en diversos niveles, por ejemplo decimos que alguien tiene "vocación" para algún oficio o profesión; si un joven o una señorita sale de la vida religiosa decimos "es que no tenía vocación".

Etimológicamente la palabra VOCACIÓN proviene del latín: VOCARE, que significa llamado. Por tanto sentir una vocación equivale a decir que alguien me está llamando para algo, y ese alguien desde la fe no puede ser otro, sino Dios. Es Dios quien llama a un proyecto y un estilo de vida, ya que toda vocación proviene de Dios.

Si en toda vocación es Dios quien llama, toca al ser humano entonces responder a dicho llamado. Y como el se humano es libre por designio Divino, puede aceptar o negar este llamado. Podemos negarnos al don de la existencia suicidándonos. Podemos negarnos al llamado a la santidad, pecando. Es nuestra decisión y Dios la respeta. El pone ante nosotros la vida o la muerte, la Gracia o la condenación.

Algunos han sido llamados desde su más tierna infancia y jamás han pensado en otra cosa; otros al contrario, han tenido que superar dudas y tentaciones, altibajos y decepciones.

"La verdad es que todos estamos llamados, no temamos a este llamado e invitación que Dios nos hace. Nuestro pueblo y nuestra iglesia necesita de personas generosas y comprometidas. ...

LA VOCACIÓN A LA VIDA RELIGIOSA

NO ES:

ES:

  • Un sentimiento: Muchas veces escuchamos decir "siento la vocación". En realidad la vocación no se siente. Es más bien una certeza interior que nace de la gracia de Dios y que exige una respuesta libre y voluntaria. Si Dios te llama, esta certeza irá creciendo en la medida que vayas respondiendo con generosidad.
  • Un refugio para el que tiene miedo a la vida.
  • Una carrera como cualquier otra.
  • Una seguridad matemática: en la vocación sacerdotal tienes que aceptar el riesgo de la misión, pero recuerda que es un riesgo en manos de Dios y en compañía de tu comunidad.

  • Un misterio de amor entre Dios que llama por amor y una persona que le responde libremente y por amor.
  • Un llamado a una misión en la tierra.
  • La decisión de un joven que quiere dedicar su vida a ayudar a sus hermanos.
  • La vocación es un proceso como toda historia de amor.
  • Dios se esconde un poco cuando nos llama y es que quiere dejar el margen suficiente a nuestra libertad.
  • Una invitación de Dios a la felicidad. Sería un error pensar que Dios pueda proponernos algo que no nos haga felices.

HOLA AMIGO

¿Quieres hacer algo grande en tu vida?

¿Sientes que Dios espera algo más de ti?

¿Te preocupa el dolor humano?

¿Te gusta tu vida, pero sientes que te falta algo?

Entonces comunícate con nosotros.

De antemano nosotros te invitamos a participar de nuestros encuentros vocacionales en Lima, Puno, Chimbote y Tacna . Te acompañaremos gustosamente en el discernimiento de tu vocación.

REQUISITOS

* Edad: no menor de 19  años..
* Estudios: Haber terminado satisfactoriamente la secundaria.
* Aptitud académica: Tener capacidad y/o potencial académico para asumir estudios superiores.
*  Buena salud física, mental y emocional para asumir la misión.
* Estar en búsqueda vocacional y deseo de crecer en la fe.
* Tener una buena integración en la propia familia.
* Motivación de Fe y compromiso eclesial. El interesado deberá tener una experiencia de fe y participación en algún grupo o comunidad de fe. Esto debe expresarse en su sensibilidad ante los problemas del mundo y ante las necesidades de los pobres.
* Tener una clara y asumida identidad sexual, y un grado de madurez afectivo y sexual, que le permita sobrellevar las tensiones y los desafíos que supone de la vida religiosa.
* Conocer las propias actitudes, valores, intereses y limitaciones.
* Tener capacidad para integrarse y trabajar en grupo.
* Llevar una vida cristiana madura expresada en la oración, la participación litúrgico sacramental y el apostolado.
* Documentos completos.
 

"Quisiera preguntarles a cada uno de ustedes:

¿Qué vas a hacer de tu vida?...

¿Cuáles son tus proyectos?...

¿No has pensado alguna vez en entregar tu existencia total a Dios?..." (S.S. Juan Pablo II)

HOME